La mensajería móvil en el Periodismo Digital

Experiencias en el manejo de la mensajería móvil en el periodismo digital, el presente y el futuro de la relación periodistas, medios y audiencias, así como las ventajas y desventajas de cada plataforma fueron expuestas en el XX Congreso de Periodismo Digital, en Huesca, España.

En la Mesa Redonda “Periodismo y mensajería móvil: cuando accedes directamente al lector…y él a ti» participaron los periodistas Juanlu Sánchez, de Eldiario.es, Macarena Barios, de Dogtrack y Ángela R. Bonachera de Lasexta.com.

La mesa se desarrolló en la primera jornada de actividades, con la moderación de la periodista Clara Jiménez de Maldita.es, en el Palacio de Congresos de Huesca, una de las tres provincias de la Comunidad Autónoma Española de Aragón a unos 385 kilómetros de Madrid.

Organizado por la Asociación de Periodistas de Aragón y el Ayuntamiento de Huesca, el 14 y 15 de marzo de este año, el congreso festejó con el slogan de “Huesca: 20 años de periodismo digital”, las actividades que durante dos décadas han permitido a los periodistas hispanohablantes de todo el mundo conocer las experiencias, principalmente europeas, del periodismo on line.

En su primera participación, Sánchez comentó sobre el impacto que las principales aplicaciones tienen en el trabajo diario de los periodistas.

El trabajo de muchos de los periodistas digitales consiste en saber ¿qué es lo que pasa en Twitter? Porque se pueden buscar y comparar mucha información, están casi todas las fuentes: sociales, políticas y empresariales, que tienen mensajes con relevancia”, comentó.

Indicó que Twitter es muy accesible, pues permite tener información para lo cual antes era necesario acudir hasta la fuente para obtenerla, también tiene limitantes como la obsesión de estar mucho tiempo en Twitter.

“Facebook se vuelve a veces confuso debido a la modificación continua de su algoritmo. Sin embargo, es una herramienta básica para difundir”

Aseguró que Facebook es impredecible, con un modelo transformable y en crisis continua, por lo que su principal uso es la difusión, ya que hasta el momento se han tenido pocas experiencias favorables de que pueda servir para construir una comunidad digital que provea de información.

“WhatsApp se ha vuelto la plataforma de la desinformación, pues mucha información sólo se comparte de forma privada ya sea de individuo a individuo o a través de grupos”, comentó.

Detalló que en eldiario.es la experiencia con las audiencias se desarrolla en Telegram, mediante grupos de difusión. Es decir, con canales que permiten llegar al lector directamente. A diferencia de lo que permite WhatsApp, pues en Telegram se puede trabajar como marca y no de forma personal.

Eldiario.es mantiene contacto a través de Telegram con más de 24 mil usuarios para lo cual ha conformado un equipo humano especializado en la plataforma, quienes hacen material exclusivo para ese formato desde notas de voz hasta notas explicativas”, agregó.

Por su parte, Ángela R. Bonachera, de lasexta.com, reconoció que es prácticamente igual de accesible que WhatsApp, aunque Telegram llega a un público mucho menor, de cualquier manera, se ingresa a la vida personal del usuario.

“Además, son aplicaciones que la población usa para su comunicación personal, lo que significa que, al fin de cuentas, las organizaciones que usan esas plataformas se meten en la vida de los usuarios y se debe de tener mucho cuidado con eso”, subrayó.

Indicó que otro problema que podría presentarse con Telegram es que un usuario tenga en su aplicación diversos canales de información, y que al final no las verá todas debido a una sobresaturación de envíos de contenido.

Sin embargo, reflexionó que WhatsApp se vuelve útil para la comunicación interna, principalmente para los medios que tienen personal disperso o cubriendo diferentes fuentes desde distintos lugares, con la gran ventaja de que es instantáneo y eficaz.

Por otra parte, la periodista y desarrolladora Macarena Barios, de Dogtrack, indicó que actualmente el uso de aplicaciones de mensajería con fines periodísticos se divide en aquellas que hacen distribución, recepción, interacción y bots.

Como su característica lo dice, los de distribución son aquellos donde es el medio el que distribuye el contenido a través de las aplicaciones.

Mientras que en los de recepción el usuario puede enviar y se utiliza como una plataforma de UGC (User Generated Content), donde el usuario puede enviar material que sirva para el contenido de los medios.

Por ejemplo, cuando alguien manda una imagen a la televisión por mensajería y esta se transmite al aire, comentó.

Los que sirven para generar Interacción buscan generar reacción o participación a través de las aplicaciones con las audiencias, independientemente de que tipo de medios de comunicación u organización periodística sea.

Mientras que los Bots, son mecanismos de respuesta automática que se han diseñado principalmente para su uso en Facebook Messenger y Telegram.

“Aunque existe bastante comunicación vía WhatsApp lamentó que muchos medios de comunicación no lo tienen en sus proyectos de trabajo ya que podría ayudar a combatir la desinformación”, indicó.

Explicó que su experiencia la ha llevado a detectar aprendizajes y tendencias, tales como la evolución de la comunicación en masas al formato “uno a uno”, es decir que los algoritmos masivos han quedado atrás para permitir el contacto casi personal.

También están las estrategias multiplataforma en las cuales se logra diversificar canales y tener un planteamiento en que el que ninguna plataforma es pequeña, sino que se trata de distribuir en diversas, con narrativas concretas y específicas.

“Es necesario tener un nuevo concepto de la audiencia ‘¿A qué llamamos éxito?’, lo que nos permitiría evaluar no sólo si funciona o no funciona, sino en qué volumen”, dijo.

Por otra parte, habló de los contenidos locales y de nicho, que son bien aceptados por el público ya que le proporciona la información que realmente quiere y no generalidades de los contenidos producidos en los medios.

Finalmente indicó que el gran reto es la retención y de la fidelidad, que dependerá de la calidad del contenido que emiten los medios en las plataformas de mensajería móvil.

WhatsApp, un agujero negro

Clara Jiménez, de maldita.es, detalló que hasta ese momento su plataforma de mensajería de WhatsApp contaba con 62 mil 800 mensajes recibidos con más 3 mil 200 en listas de difusión y 13 mil 700 suscriptores en Telegram.

El WhatsApp es como un agujero negro, pues no se puede acceder para saber qué es lo que se está viralizando dentro, aunque es bueno, se vuelve peligroso puesto que también genera desinformación”, aseguró.

Agregó que el 36 por ciento del consumo de información en España se hace a través de WhatsApp, aunque se corre el riesgo de que esta también puede ser desinformación.

“WhatsApp representa la plataforma con mayor penetración en España y en Europa, al momento de informarse y con dinámicas diferentes a las de otras plataformas, ya que WhatsApp tiene más audios, más videos, más memes y menos links, más capturas”, dijo.

Para concluir, los periodistas reflexionaron de cómo ven el uso de las plataformas de mensajería móvil en los siguientes años, teniendo como meta una década.

Juanlu Sánchez indicó que para un medio que protege su identidad, su comunidad y su información independiente y genera una comunidad que le respalde la mensajería móvil es muy buen método de generarla.

Ángela R. Bonachera indicó que la mensajería móvil seguirá permitiendo crear comunidad para que las audiencias se sientan parte de algo.

Mientras que Macarena Barios concluyó indicando que en los siguientes años seguirá la mensajería, pero dentro de una década ya habrá otras plataformas, encaminadas al concepto «one-to-one» entre los medios y los usuarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí